jueves, 20 de octubre de 2016

Cuestión nº 3: El Mester de Clerecía

Comenzamos con un vídeo introductorio sobre la Clerecía





Conocemos con el nombre de Mester de Clerecía la obra de un grupo de escritores de los siglos XIII y XIV que utilizan sistemáticamente el tetrástrofo monorrimo o cuaderna vía. 


Se llama Mester de Clerecía porque es cultivado por clérigos, (también se llama así a todo hombre culto y letrado).


Divulgan temas eruditos de carácter didáctico y moral que proceden del patrimonio cultural del occidente europeo. (Se consideran a sí mismos meros transmisores de un SABER LIBRESCO: la CULTURA DE LA EDAD MEDIA LATINA.) 



El mester de clerecía se caracteriza por la regularidad métrica, que se manifiesta en el empleo de la cuaderna vía: cuatro versos monorrimos de catorce sílabas (alejandrino), divididos en dos hemistiquios de siete sílabas cada uno con rima consonante. 


La mezcla del carácter culto y el afán divulgador que persigue La Clerecía determina la preferencia por un estilo en el que alternan el lenguaje popular (léxico familiar, refranes, expresiones coloquiales, diminutivos...) y un lenguaje elevado que intenta acercar la obra literaria a las grandes creaciones en lengua latina.

Los dos autores más representativos del Mester de Clerecía son Gonzalo de Berceo (siglo XIII) considerado nuestro primer autor y Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita (siglo XIV).

Tienes el tema completo aquí.





miércoles, 5 de octubre de 2016

Cuestión nº 2: Mester de Juglaría. El Poema de Mío Cid.

El juglar es un individuo de vida errante que recorre castillos y aldeas; a cambio de dinero, informa de los acontecimientos de actualidad a un público ávido de noticias (función informativa) y lo divierte mostrando un amplio repertorio de habilidades, como juegos de circo, acrobacias, canciones acompañadas de instrumentos musicales o relatos de diversa índole (función lúdica).
Su arte, más descuidado y espontáneo que el de los clérigos, se conoce como Mester de Juglaría.
Este vídeo sobre la épica y el Cid, puede ilustrar algunos conceptos vistos en este tema.





Los cantares de gesta.

Son las primeras manifestaciones de la épica medieval (posteriormente, en la Baja Edad Media, se fragmentan y surgen los romances). Según Menéndez Pidal, tienen su origen en unos cantos que los bárbaros solían entonar antes de las batallas para infundirse ánimos y en los que evocaban las hazañas de sus antepasados. Los visigodos, al asentarse en la Península, conservaron esa costumbre.