miércoles, 24 de febrero de 2016

La Celestina

La Celestina

Publicada como Comedia de Calisto y Melibea en Burgos en 1499, en 16 actos y, en 1502, como Tragicomedia de Calisto y Melibea, con 21 actos de diversa extensión, fue escrita por el judío converso Fernando de Rojas. De todos modos, se considera que el acto I es, casi con seguridad, obra de un autor desconocido, por las notables diferencias con los 20 restantes. 

La acción 
Celestina, por P. Picasso
La acción dramática se estructura en un prólogo (que comprende la escena inicial del acto I) y dos partes: la primera se prolonga hasta el acto XIV, y la segunda, desde el acto XV hasta el XXI
La acción arranca de una circunstancia fortuita: el joven Calisto, que va persiguiendo a un halcón, penetra casualmente en el huerto de Melibea, de la que se enamora. Fascinado por su hermosura, le declara su amor, pero la muchacha lo rechaza violentamente. Ante el rechazo de Melibea, contrata a una vieja alcahueta, Celestina, que, con la ayuda de los servidores del propio Calisto, consigue, por fin, la rendición de la joven. 
Cegada por la codicia, Celestina se niega a compartir con sus cómplices la recompensa obtenida por sus servicios; éstos la asesinan y son ajusticiados. Los jóvenes, ajenos a cuanto les rodea, se entregan desenfrenadamente al disfrute de su amor hasta que una caída fortuita termina con la vida de Calisto, por lo que Melibea, desesperada, se suicida. 

El personaje de Celestina, cuyo antecedente literario es la vieja Trotaconventos del Libro de Buen Amorconstituye una de las más robustas creaciones de la literatura universal. Intermediaria en los amores de Calisto y Melibea, se ha erigido en prototipo de la alcahueta. Dominada por la pasión de la codicia, persigue un único objetivo: obtener riquezas. Su perspicacia y sagacidad le permiten captar con rapidez las distintas situaciones que se le presentan; la astucia y la capacidad de improvisación; la destreza para manejar a las personas; y, por último, el arte de la seducción y del engaño, que prodiga con la ayuda de dos poderosos aliados, la habilidad para halagar y el don de la elocuencia.

Os incluyo OCHO cortes de vídeo de la película La Celestina, dirigida por Gerardo Vera en 1996 que os pueden facilitar la comprensión de esta compleja obra. Observad la lista de reproducción para seguir mejor los diferentes vídeos.




domingo, 14 de febrero de 2016

Historia de una escalera, de A. Buero Vallejo. Análisis.

Historia de una escalera fue estrenada diez años después del final de la guerra civil, en el periodo más duro de la dictadura franquista. Escrita por alguien perteneciente al bando de los derrotados y que había sufrido directamente las consecuencias de la guerra. Condenado a muerte por habercombatido con los republicanos, Buero había conocido las cárceles franquistas y la represión y gracias al premio Lope de Vega podía estrenar una obra que tuvo un gran éxito y que inauguró su larga y fecunda carrera teatral.

Proponemos dos vídeos que pueden ayudaros a preparar la lectura y el estudio de esta obra.


Del Centro de Documentación Teatral del MECD:



Y tomado del programa "La mitad invisible" de RTVE:

En este enlace tenéis un análisis completo de la obra Y una posible valoración. Y en este otro enlace, unas notas vistas en clase.











jueves, 11 de febrero de 2016

Literatura del siglo XV -3º ESO

CONTEXTO RENACENTISTA Y CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA LITERATURA

El Renacimiento ocupa gran parte del siglo XVI, aunque algunas de sus características se generan en el XV, puesto que es en este siglo cuando se desarrolla este movimiento en Italia, de cuya literatura se toman dichas características.
La cultura se extiende a un mayor número de personas, y la actividad literaria será considerada dentro del habitual quehacer de los caballeros cortesanos, dentro del ideal de hombre completo que se produce en esta época y cuyo modelo es el italiano Leonardo Da Vinci. El ideal cortesano es el de poeta y guerrero.
Las características se derivan del Humanismo, base filosófica de esta literatura. El ser humano, sus preocupaciones, su relación con el mundo son la base de este movimiento. Además, en parte las formas y los temas se derivan del estudio de la Antigüedad clásica.

Desarrollaremos estas características:

  • Sencillez y armonía
  • Naturalidad.
  • Antropocentrismo.
  • Métrica.
  • Fama.

Para introducir el tema, un vídeo sobre la poesía del siglo XV.




martes, 2 de febrero de 2016

Literatura de 2º de bachillerato. Cuestión nº 9: El teatro de 1939 a finales del siglo XX.


2º Bachillerato: 

Cuestión nº 9: El teatro de 1939 a finales del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales


El siguiente tema de literatura nos lleva al TEATRO desde la Guerra Civil hasta finales de la década de los años 70. La estructura de vuestra respuesta debe ser parecida a la que hemos visto en la cuestión nº 8, esto es, debéis basaros en tres puntos: 

  • teatro de posguerra (años 40-50): existencialismo, literatura arraigada, comedia burguesa...
  • teatro del social-realismo (Realismo social en la novela)
  • Teatro experimental.
 Al terminar la guerra civil, nuestros dos mejores dramaturgos han muerto, Valle y Lorca, y, entre los demás autores, la mayoría parte hacia el exilio (Casona, Alberti, Max Aub…); los viejos maestros, Benavente o Arniches, poseen escaso interés. A este panorama hay que añadir que el cine empieza a ser una seria competencia para el teatro pues el público lo prefiere como espectáculo de evasión o diversión.


El tema completo lo tienes en este enlace.

Y en este otro enlace tienes un mapa conceptual de este tema.







Literatura de 2º de Bachillerato. Cuestión nº 7: El teatro anterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales.

 Dos frentes en el teatro anterior a 1939: 
Jacinto Benavente
  • El teatro que triunfa: la "alta comedia" o la comedia burguesa, el teatro neorromántico en verso, un teatro cómico tradicional, populachero y costumbrista.
  • El teatro innovador: las experiencias teatrales de los hombres del 98. el teatro de Valle. Ramón Gómez de la Serna: los impulsos renovadores de las vanguardias y el grupo del 27.


I - TEATRO QUE TRIUNFA
a. La Comedia burguesa: Jacinto Benavente.
La comedia burguesa se caracteriza por recrear ambientes de la burguesía y de la aristocracia, con personajes de buen tono, refinados, cultos e irónicos que dialogan con soltura y brillantez. Hay sátira, pero sin profundizar, sin ahondar en las tensiones sociales de la época. Jacinto Benavente (1866-1954) es la figura más representativa de este teatro. 

b. El teatro en verso.
De carácter posromántico, con elementos modernistas, va asociado ideológicamente a un rancio tradicionalismo que exalta los valores e ideales nobiliarios y las grandes gestas del pasado imperial. Eduardo Marquina (1879-1946) es quizá el más digno representante de este teatro. 

c. El teatro cómico.
Dos géneros que alcanzan éxito de público: la comedia costumbrista y el sainete, con tipos y ambientes castizos tomados de los sainetes de D. Ramón de la Cruz, del s. XVIII o de la zarzuela.
Los hermanos Álvarez Quintero. Serafín (1871-1938) y Joaquín (1873-1944) llevan a la escena una Andalucía tópica y sin más problemas que los sentimentales, jovial y graciosa, donde reinan la felicidad y el salero. 
Escena de La venganza de D. Mendo, de Pedro Muñoz Seca
Carlos Arniches (1866-1943) presenta típicos personajes castizos (sereno, joven casadera, chulo, raterillo. etc.: chulapos y chulapas) en un Madrid pobre y marginado donde el garbo y la bondad hacen llevadera la miseria. 
En un nivel inferior de calidad, que no de éxito, situamos el género llamado "astracán", cuyo creador es Pedro Muñoz Seca (1881-1936). 



II - TEATRO INNOVADOR
a. El teatro del 98. Tentativas renovadoras. Valle-Inclán.
Los hombres del 98 protagonizaron un interesante intento de renovación de la escena española. A excepción de Baroja, todos ellos cultivaron el género dramático, con desigual fortuna. (Mención aparte merece la figura de Valle-Inclán, cumbre del teatro español del siglo XX.)
Miguel de Unamuno usó el teatro para presentar los conflictos humanos que le obsesionaban: es, pues, un drama de ideas, con un diálogo denso y sin concesiones a las exigencias escénicas. Azorín se acercó tardíamente al teatro con poca fortuna dentro de una línea irreal y simbólica. Mención especial merece la figura de Jacinto Grau, dramaturgo que fracasó en España pero triunfó en Londres, París o Berlín, autor de una obra que hoy atrae la atención de la crítica. Ramón Gómez de la Serna, dentro de un ideal de "arte arbitrario", escribió obras alejadas del público de la época, que en su mayoría se quedaron sin estrenar.
Valle Inclán

Ramón María del Valle Inclán (1866-1936)
Ramón Valle Peña nació en Vilanova de Arousa y murió en Santiago de Compostela. Figura inconfundible en la España de la época, por su excentricidad bohemia y su aspecto con melenas largas, "barbas de chivo", capa, chambergo y chalina o poncho mejicano, oculta un violento inconformismo y una entrega rigurosa al trabajo de escritor en permanente persecución de nuevas formas. En Luces de bohemia definirá perfectamente el esperpento: "Los héroes clásicos han ido a pasearse al callejón del gato, (...) Los héroes clásicos, reflejados en los espejos cóncavos, dan el esperpento. (...) Deformemos la expresión en el mismo espejo que nos deforma las caras y toda la miserable vida de España". Distorsión y deformación, pues, de la realidad es la base del esperpento.


b. El teatro del 27. Federico García Lorca.
La generación del 27 no es sólo el grupo conocido de poetas; coexisten dramaturgos como Alejandro Casona y Max Aub o Jardiel Poncela y Miguel Mihura, cuya creación fundamental se da en la posguerra. El teatro del 27 se caracteriza por una depuración del teatro poético, la incorporación de fórmulas de vanguardia y el propósito de acercar el teatro al pueblo.
Pedro Salinas escribe la mayor parte en el exilio. Rafael Alberti estrenó antes de la guerra dos obras interesantes. Miguel Hernández (1910-1942) comienza con ecos de Calderón, para decantarse posteriormente por un teatro de corte social o un teatro de propaganda en plena guerra Teatro de guerra (1937-38). Alejandro Casona, cuya obra más interesante es posterior a la guerra, escrita en el exilio.
Hoy se está recuperando buena parte del teatro de Max Aub, cuya producción más importante se da en el exilio, destacando sus piezas breves sobre el destierro.
Lorca en la época de "La Barraca"

         Federico García Lorca (1898-1936)
El teatro de Lorca posee la misma altura que su poesía. Por debajo de su personalidad arrolladora late un hondo malestar, el dolor de vivir que aparecerá en toda su obra.
El tema central de sus obras puede resumirse como "el mito del deseo imposible" o "el conflicto entre la realidad y el deseo" o "la frustración". Lorca lleva a escena destinos trágicos, pasiones condenadas a la soledad o la muerte, amores marcados por la esterilidad, encarnado todo ello en personajes femeninos, sin ser un teatro "feminista": se trata de la tragedia de toda persona condenada a una vida estéril, a la frustración vital. Lorca sitúa en un doble plano las fuerzas frustrantes: un plano metafísico (el Tiempo, la Muerte, etc.) y un plano social (los prejuicios de casta, las convenciones y los yugos sociales que impiden la realización personal. Estos dos planos se cruzan con frecuencia.
Para Lorca. "el teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana (...). El teatro necesita que los personajes que aparezcan en la escena llevan un traje de poesía y al mismo tiempo que se les vean los huesos, la sangre." De otro modo, convivencia de poesía y realidad.

En este enlace tienes el tema completo.